Ground Control to Mayor Tom

Cuando sufrís un brote psicótico te asustás. Porque te das cuenta que tu propia percepción de la realidad puede ser falsa. Podés haber entrado en un estado en el que tu propia cabeza te puede estar mintiendo. Es como ese giro en la película biográfica de John Nash (A beatiful mind. Ron Howard.2001). Cuando venis siendo testigo de una trama inquietante y en una sola escena, cambias de ser el cómplice de un abuso manifiesto al protagonista  a desconfiar como televidente de tu propio seguimiento del guión hasta ese momento. Justo cuando lo capturan para ponerle el chaleco de fuerza e internarlo en la clínica psiquiátrica. Pasas de denunciar la locura alrededor a sentirlo loco al protagonista y revisarte vos mismo en tus propios cabales.

Y sin embargo, la nena que no crece nunca y tiene siempre la misma ropa, está ahí.

Te mira.

Ya no te asusta.

Le preguntas a otros si la ven.

La mayoría de los otros no la verán. Y te podrás dar cuenta que no crece. Y notarás que tiene la misma ropa. Incluso podrás adoptarla como tu mas fiel compañera.

Llegado a este punto sentirás un cierto alivio. Las cosas siguen sin encajar del todo, pero quizá hayas reparado en que han empezado a ocurrir cosas muy extrañas. Los autos negros que te siguen se sucenden. La gente que te mira extraño tambien. Oyes que en ciertos momentos exactos sonidos sincronizados como si supieran exactamente cuando te moves. No dudas que saben de tus conversaciones. Incluso saben tus citas, y tu agenda diaria y futura. Contás con ello.

Tendrás que aprender a convivir con ello.

Pero empiezas a notar un cierto patrón mucho mas ezpeluznante.

Tus conversaciones telefónicas se encuentran intervenidas.

Hace tiempo que te preguntas por que.

No le encuentras razones. Y no sabes a quien denunciarlo.

No tienes el conocimiento tan necesario para determinar como puedes impedir que lo hagan, pero tienes el conocimiento necesario para darte cuenta que lo están haciendo.

Lo manejan a merced.

Ya has decidido cancelar tus expectativas de que con un nuevo aparato se resolverá.

De hecho, no lo han resuelto los ultimos 6 aparatos en los ultimos 6 años.

Entonces, comienzas a tratar de reconstruir tu historia.

Empiezas a tratar de recordar cuando y donde te empezaste a sentir extraño.

Pero los cambios fueron tan sutiles e imperceptibles que es difícil trazar la línea que divide un lado del otro.

El lado sano, brillante, y esperanzador, del otro lado, enfermo, oscuro y decepcionado y decepcionante.

Tambien se mezclan, el azar, y las vueltas de la vida.

Como determinar que es que en cada momento?

Ademas, a fuerza de no encajar en el mundo ordinario, en algún punto comienzas a disfrutar extrañamente, de esta condición de raro. De una manera extraña y un poco también por que sabes que es poco lo que puedes hacer para torcer algunos caminos.

Te sientes a veces en una película extraña.

Te sabes protagonista, pero no te dieron a leer el guión. Y  desconfias un poco del director.

Ni siquiera tienes idea si es una comedia o un tragedia.

Probablemente sean ambas.

 

 

 

 

Tuviste una novia una vez que te contó como conoció la verdad sobre Papá Noel.

Te contó muy decepcionada ese momento en que alguien te destroza la ilusión.

Pero te contó ademas, que enterada de la triste realidad (esa que nunca es triste, pero que no tiene remedio) al confontar a su madre para preguntarle si era cierto aquello. Su madre le dijo algo que ahora recordaba como sabio pero a la vez macabro.

Le dijo: ¿vos que querés creer?

¿Querés creer en Papá Noel? ¿O preferis creer que NO existe y que es un engaño dulce de los padres para mantener una fantasía en sus hijos?

…..

Si los ciudadanos fueramos a enfrentar a los gobiernos.

Cada uno al suyo.

Pidiendo respuestas frente a cuestiones como la justicia, como la falta de igualdad de oportunidades, o las propias complicidades evidentes entre la justicia y las instituciones y los delitos que dicen juzgar y los crímenes que dicen prevenir

Nos contestarían que Papá Noel existe?

Nos preguntarían ellos a nosotros que querríamos creer?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s